Tatiana, la hija de mi amigo y compañero Manuel Clouthier, publica un libro en el que me difama. Todas sus afirmaciones son mentiras. Me reservo el derecho de actuar legalmente”.

Esa frase publicó el historiador Enrique Krauze en su cuenta de twitter @EnriqueKrauze

Esto, a consecuencia, obvio, de lo que asegura una de las mujeres más cercanas a la lucha reciente de Andrés Manuel López Obrador en la campaña electoral del año pasado que parece no terminar.

Y digo que parece no terminar porque parece que el presidente sigue en campaña.

Como sigue Donald Trump. Como siguen muchos presidentes que piensan que la confrontación es la clave para mantener sus adeptos, crecerlos y reducir la influencia de sus adversarios.

El presidente no necesita de campañas contra los “adversarios” porque ya no existen. Ya se fueron o se mimetizaron a Morena en el congreso federal, por ejemplo.

AMLO no necesita campañas de bots en contra de los periodistas críticos porque mientras más se critica al presidente más crece su aprobación ciudadana.

Porque para millones de mexicanos, AMLO es el mesías que llegó a vengar los años de brutal corrupción a la que el PRI recurrió en contra de los ciudadanos.

Pero si eso es cierto, entonces ¿por qué los bloques de Morena en la ciudad de México y el propio presidente construye la falacia de los malos y los buenos?

¿Acaso saben algo que nosotros no?

Leí una de las respuestas en el time line de la afirmación de Krauze en uno de los tuits de respuesta a publicaciones en su contra: “El gobierno está más preocupado por llevar a los comentaristas a a procesos legales que a políticos y narcos”.

Aguas, porque puede ser que esa idea de un tuitero con 22 seguidores crezca y se masifique.

En fin.

Básicamente, Tatiana asegura que el historiador Krauze fue el autor intelectual de memes en contra de AMLO en la campaña, mediante la estrategia Operación Berlín.

Afirma que redactó desde su empresa las ideas para dinamitar la popularidad, relacionándolo con los rusos, tema que fue difundido en redes sociales.

Krauze no sólo niega las acusaciones sino que plantea la posibilidad de denunciar a Tatiana Clouthier, hija de Manuel Clouthier.

El tema se suma a la confrontación que detonó hace unos días con el periódico Reforma, ante su crítica postura contra el régimen.

El tema de la prensa siempre vende entre las masas, porque se ve a los medios como factores de poder privilegiados.

Parece, como dije al principio, que seguimos en campaña.

Desde los corrillos:

Toda una ficha resultó ser José Cristian Romero Aguirre, detenido en un retén por viajar en un vehículo sin placas, además de que alteró el orden público durante la revisión.

Ayer se le ocurrió llevar acarreados del mercado Morelos para hacer una manifestación en la Fiscalía del estado y asegurar que su detención fue arbitraria.

Mire nada más lo que esta ficha tiene debajo del brazo:

1. Cuenta con dos averiguaciones previas, la 602/10/CENTRO y la 166/2013/COE/1o.

2. La primera es por los delitos de robo calificado y portación de arma e instrumento prohibido en contra de Yeyetzin Juárez Valdez y la sociedad.

los inculpados son Romero Aguirre y Óscar Eduardo Luna Rodríguez. La sentencia del 2010 condenaron a los dos con dos años y 6 meses de prisión, multa de 50 días y concedieron el beneficio de la conmutación.

3. en la segunda averiguación el delito es narcomenudeo en la modalidad de posesión de marihuana y cocaína con fines de comercio.

En 2015 se le sentenció con dos años y seis meses de prisión y multa de 135 días de salario mínimo, y en la apelación la tercera sala penal del Tribunal Superior de Justicia confirmó la sentencia.

Así que de blanca paloma, tiene poco.

Gracias y nos leemos el miércoles.

Twitter: @erickbecerra1

Face: @erickbecerra.mx

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre