Ante la percepción que se existe sobre el caso Lydia Cacho entre la sociedad, la dirigencia estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI) deberá hacer un análisis sobre si afecta o abona a la candidatura de Alberto Jiménez Merino la reaparición del exgobernador Mario Marín Torres, consideró la coordinadora del grupo parlamentario, Rocío García Olmedo.

En entrevista, sentenció que con base en estatutos, Marín Torres tiene a salvo sus derechos partidistas, por lo que si hubiera algún impedimento sería el presidente del Comité Directivo Estatal (CDE), Javier Casique Zárate, quien realice una valoración del impacto positivo o negativo que pudiera tener su retorno en esta elección extraordinaria donde se renovará el Poder Ejecutivo y cinco ayuntamientos. 

También hay que considerar que la percepción entre la sociedad sobre el trabajo que realizó el exmandatario, es muy visible la gente al interior del estado lo acoge mucho derivado del trabajo que hizo en todas las comunidades”, subrayó la diputada.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre