El regidor local del Partido Acción Nacional (PAN), Enrique Guevara Montiel, exigió todo el peso de la ley a los responsables del delito de tortura contra la activista política Lydia Cacho, y afirmó que su partido no lucra con el caso, como lo ha referido en constantes ocasiones el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Guevara Montiel expresó que no fue el blanquiazul el que giró órdenes de aprehensión, sino la autoridad, por lo que ahora se debe llegar hasta las últimas consecuencias y aprehender a involucrados como el exgobernador Mario Marín, el exsubprocurador Adolfo karam y al empresario Kamel Nacif Borge, todos ellos vinculados por abuso de autoridad.

Asimismo, detalló que un día antes de que se girara la orden de aprehensión, Adolfo Karam Beltrán “andaba muy campante en las calles de Puebla“.

Tiene muchas vertientes y debemos ver las reacciones y cómo van. El PRI cómo defiende a sus militantes, son militantes del PRI cuando menos dos de ellos abiertamente. A mí me sorprende porque días previos el exsubprocurador estaba en las calles o está en calles. Cuando menos cuando lo vi fue un día antes de la orden a lo mejor no sabía, pero siendo quien es… estaba  muy campante”. afirmó.

Guevara también explicó que el caso Lydia Cacho no es un asunto de “garrote político” o de lucro electoral, pues las órdenes no son expedidas por el PAN, sino por una autoridad.

No están saliendo de mi partido las órdenes de aprehensión. Quien gira la orden es un juez federal, no es lucrar con un tema político, más bien es judicial y se debe resolver. Hay cuatro órdenes de aprehensión muy claras, y dependerá mucho de la autoridad del estado porque son colaboraciones”, agregó.

Por último, celebró que se haya hecho justicia y que ahora los gobiernos deben proceder a la captura para resolver el caso que indignó a muchos poblanos.

Más bien es un tema no de sabor de boca sino de legalidad. Se debe llegar hasta las últimas consecuencias”, dijo.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre