El dirigente estatal del PRI, Lorenzo Rivera Sosa consideró que el exgobernador Mario Marín Torres seguramente no participará más en los eventos de campaña del candidato a Casa Puebla del tricolor, Alberto Jiménez Merino, al señalar que tendrá que responder de manera personal al proceso legal de está enfrentando.

“La dirigencia será respetuosa de las leyes, de las personas y de las instituciones, cualquier situación de cualquier militante tendrá que responder de forma personal, desconocemos si estará o no porque será un tema de él, tenemos las puertas a los actores políticos pero si ellos saben que hay proceso difícil, seguramente no estará en actos”.

En rueda de presa para ofrecer un balance de la campaña de Jiménez Merino, el tema nuevamente se lo llevó Mario Marín Torres con la orden de aprehensión que se le giró por el tema Lydia Cacho.

Cuando se le pregunto la postura del partido sobre el caso y si se deslinda de Marín, respondió: “La postura del partido es clarísima, todas las personas somos responsables de nuestros actos. El partido está buscando alianzas en favor de proyectos nuestro. El PRI respeta las leyes, el PRI sabe que los asuntos personas son responsabilidad de  las personas, el PRI, hoy su tarea es unificar, el proyecto político. Nos deslindamos, desde luego, nos deslindamos de todos los actos y militantes, cada persona es responsable de sus actos”.

A cualquier ser humano le puede pasar: Morales Alducin

Uno de los voceros de la campaña, Jorge Morales Alducin minimizó la tortura y las acciones ilegales cometidas por Mario Marín contra de la periodista, pues aseguró que a cualquier hombre le pudo haber pasado, y fue más allá al subrayar que quien esté libre de pecado aviente la primera piedra.

“Es una campaña negra. Fue un escándalo que no deberíamos dar tanta importancia como se le ha dado, porque es algo que a cualquiera puede pasarle, no se le ha confirmado ni demostrado nada que sea más allá de lo que cualquier hombre puede hacer en la vida, es parte de la vida natural, quien esté libre de culpa que aviente la piedra”.

Al final, los priistas hicieron alusión a la salud del candidato al gobierno del estado de Morena, Luis Miguel Barbosa: “¿Ustedes le entregaran las llaves de su casa a alguien que no esté en óptimas condiciones de salud? ¡Claro que no!,¡No estamos locos!, No tiene idea, no sabe gobernar”.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre