Ciudad de México. El diputado federal de Morena, Alejandro Barroso Chávez hizo un llamado a la “prudencia” para no descalificar anticipadamente a la empresa refresquera Peñafiel, luego de que el legislador local poblano, José Juan Espinosa Torres, presentó un punto de acuerdo en el que solicita su clausura por los altos niveles de arsénico que se encontraron en sus bebidas.

El congresista por el distrito 15, señaló que la COFEPRIS (Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios) ya está en proceso de dar el resultado de las muestras tomadas de la bebida en la planta de Tehuacán, por lo que consideró importante y necesario esperar a estos resultados para poder aventurarse a pedir el cierre de la planta de Tehuacán, que durante años ha dado trabajo a cientos de trabajadores de la región”.

Barroso Chávez, reconoció que si bien es cierto que una empresa privada de la Unión Americana publicó un estudio respecto a que existen niveles elevados de arsénico en la bebida que históricamente se ha producido con agua de manantial del municipio de Tehuacán, la FDA (agencia del gobierno de los Estados Unidos responsable de la regulación de alimentos, medicamentos, cosméticos, aparatos médicos y productos biológicos), es la única indicada para dar una posición al respecto y hasta el momento no ha emitido ningún comentario.

El legislador por Tehuacán advirtió que el protagonismo de Espinosa Torres “no debe ser el fin sin medida, sin mirar las consecuencias hacia la ciudadanía”.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre