El bastión más importante del Partido Revolucionario Institucional (PRI) fue el sector obrero, pero no fue escuchado y no se crearon los espacios en el legislativo, fue traicionado, afirmó el secretario general de la Federación de Trabajadores de Puebla (FTP-CTM), Leobardo Soto.

Piden en el PRI renuncias de militantes “traidores”

Aceptar la Ley Federal del Trabajo fue también una gran traición al movimiento obrero, como también el no abrir candidaturas a la clase trabajadora, simpatizante con el PRI para evitar leyes lesivas al sector, apuntó.

Ello aunado a que la estructura electoral del PRI en Puebla fue golpeada en las últimas elecciones estatales, lo que derivó en la decisión de los cetemistas de sumarse al llamado del candidato de la coalición Morena-PT-PVEM, Luis Miguel Barbosa, a la gubernatura.

De cara a una serie de señalamientos donde fue calificado como “traidor” e incluso se planteó sea expulsado del PRI, destacó es necesario tener aliados en el gobierno y el único que nos tendió la mano fue Barbosa.

Señaló que no se puede apoyar a la gente de un “pederasta” como Mario Marín, que usa la candidatura de Alberto Jiménez Merino, al recalcar que más bien el exgobernador debería ser el expulsado.

Acuso traición, abandono y simulación por parte del PRI al cetemismo.

El PRI ahora sí sancionará a “traidores”: Ruiz Massieu

El llamado a la reconciliación nos debe de unir, añadió, tras el encuentro de millares de cetemistas con Barbosa Huerta el pasado lunes.

El secretario general de la FTP-CTM pidió al PRI no rasurar los recursos a seccionales, así como dejar de usar como agencia de colocaciones a los comités municipal y estatal del partido.

Recalcó que el apoyo a Barbosa es también una demanda de las bases cetemistas, pero, deslindo, no significa que haya voto corporativo, sino libre.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre