En la presente campaña por la gubernatura de Puebla, los partidos políticos han reportado al Instituto Nacional Electoral (INE), menos del 50 por ciento del tope de gastos de campaña, informó el consejero Marco Baños.

En entrevista tras la presentación del libro Dinero bajo la mesa, el consejero indicó que es mejor esperar a que termine la campaña y luego se verá si esos gastos fueron creíbles o no, “no es un tema de creo o no, hay que tener los elementos necesarios para avalar eso o no”.

Subrayó que fiscalizar los recursos que utilizan los candidatos se basa en el informe que los mismos entregan y los informes de las auditorías que de manera específica realiza el personal del INE.

No es nada más lo que los candidatos les reportan al INE, sino que el instituto tiene esquemas de auditoria de todos los eventos que realizan los aspirantes a Casa Puebla”, dijo.

No obstante, el consejero federal no mencionó si es creíble o no que los candidatos hayan gastado menos del 50 por ciento del tope de gastos de campaña, aunque consideró que esto se dará a conocer mediante las investigaciones.

Los candidatos al gobierno de Puebla, Enrique Cárdenas, Luis Miguel Barbosa y Alberto Jiménez Merino, han priorizado la colocación de anuncios espectaculares y en conjunto han erogado 5 millones 24 mil 924 pesos para la contratación de estos espacios.

De acuerdo con la investigación del libro Dinero bajo la mesa, en promedio, los candidatos a la gubernatura gastan diez veces más que el tope legal de gastos de campaña.

El tope promedio es de 47.78 millones de pesos, mientras que el gasto promedio estimado es de 496.89 millones de pesos. Esos montos varían dependiendo del tamaño de la entidad y su nivel de competitividad electoral.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre