La primera mitad del debate de ayer entre candidatos al gobierno de Puebla, le sirvió a Miguel Barbosa y a Enrique Cárdenas para lanzarse acusaciones mutuas.

Que si Cárdenas compró un hotel muy caro y no incluyó dos predios en su declaración de bienes.

Que si Barbosa compró la residencia de un expresidente en Coyoacán.

Que si defraudó Enrique Cárdenas al SAT y al Conacyt.

Que si Cárdenas es perdedor.

Que si Barbosa traicionó a Andrés Manuel López Obrador.

En esa primera hora, la verdad es que poco escuchamos de propuestas y planteamientos, y más bien vimos acusaciones mutuas.

¿Quién ganó el debate?

A ver. Los debates sirven para tratar de descontar al contrincante para hacer dudar a sus votos blandos, además de convencer a los switcher.

¿Usted cree que con lo que hicieron los candidatos lograron algo de ello?

Creo que los tres perdieron la oportunidad de conectar emocionalmente con los electores.

No hubo un manejo racional del tiempo.

Alberto Jiménez Merino dejó ir 24 largos segundos ante una pregunta de Patricia Estrada.

Quizá el que mejor terminó fue Miguel Barbosa, pues sí se fue con un mensaje sensible y con entonación amable.

Buena, la idea de Enrique Cárdenas de bajarse del banquito que le pusieron y caminar al frente.

Y Jiménez Merino no se había querido confrontar pero cuando lo hizo, a la primera que acusó a Miguel Barbosa de ser cómplice de Rafael Moreno Valle, recibió de aquél un golpe al hígado cuando le recomendó develar el paradero de Mario Marín.

Creo que los tres perdieron la oportunidad de ir por votos indecisos y más bien perdieron el tiempo en acusaciones viejas. No hubo una sola acusación novedosa que se ganara la nota de ocho columnas en los periódicos.

Ahora bien. El formato fue mucho mejor al que estábamos acostumbrados los poblanos en los últimos años. Las intervenciones de Patricia Estrada y Gabriela Warkentin fueron oportunas, incisivas y me parece que llevaron por buen camino este ejercicio.

Vi en redes algunas críticas a su protagonismo, pero creo que era necesario para conducir el debate, pues de otra manera habría sido como los viejos monólogos anteriores.

 

Desde los corrillos:

 

  1. El pasado jueves el periódico Síntesis celebró su 27 aniversario. Un honor pertenecer a la Asociación Periodística Síntesis que encabeza don Armando Prida Huerta y cuyo vicepresidente, Enrique Prida Carvajal ha inyectado dinamismo.

Gracias a mi amigo Óscar Tendero García, quien dirige con ímpetu y estrategia. Y sobre todo, gracias a mis compañeros reporteros, editores, diseñadores, fotógrafos, camarógrafos, columnistas y articulistas, quienes día a día se esfuerzan por llevar a usted, lector, un trabajo profesional.

Síntesis ha pasado varias transformaciones de cara al cambio del consumo de noticias. Y ahora estamos en medio de una transformación digital que esperamos sea de su agrado.

Por ejemplo, ya puede consultar cada edición impresa del periódico en su versión digital en puebla.sintesis.mx  para hojear cada una de las páginas de Metrópoli, Nación, Cronos y Circus. Lo invito a consultarla a diario.

Estamos decididos a subirnos a los cambios tecnológicos y a responder a las exigencias de los lectores jóvenes que se van incorporando a la lectoría de noticias.

Agradecemos todas las felicitaciones que desde el jueves hemos recibido. Algunas no respondidas en Twitter por la vorágine de la actividad, por lo que me disculpo.

Cumple Síntesis 27 años y vamos por muchos más.

Gracias y ¡felicidades!

 

  1. La única fuente oficial para difundir la calidad del aire en Puebla es la Secretaría de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial de Puebla, por lo que no hagamos caso de aplicaciones que pululan por ahí “midiendo” la contaminación.

 

Gracias y nos leemos el miércoles.

Face: @erickbecerramx

Twitter: @erickbecerra1

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre