Un monto de 40 mil pesos no ha habido a lo largo de siete años en una Junta Auxiliar para arreglar el motor de una patrulla. Estacionada, con las llantas ponchadas y los vidrios rotos, el vehículo es mudo testigo de la inseguridad en una comunidad donde un Candidato pasó en estas campañas electorales.

Las inversiones se centraron en 16 municipios, con más del 70 por ciento en los últimos ocho años, dejándose abandonados aspectos tan importantes como la inseguridad, dice el aspirante priista a la gubernatura de Puebla, Alberto Jiménez Merino.

No hay personal, se cierran las carpetas de investigación en la Fiscalía, refiere el tercero en la contienda, de acuerdo a múltiples encuestas, lo que se reflejó también en su reunión con empresarios de organismos adheridos al Consejo Coordinador Empresarial de Puebla.

En el tercero de los encuentros empresariales con candidatos a la gubernatura de Puebla, el aspirante del PRI ilustra cómo en una reunión con empresarios de Tehuacán estos discutían, hacían números y hablaban de retirar inversiones ante el robo de sus mercancías en diversas zonas del llamado Triángulo Rojo.

También afirmó que muchas vacantes de empleo no se cubren por un tema de inseguridad, pues la gente se siente en vulnerabilidad en el transporte público y en diversas áreas industriales.

Jiménez Merino ofertó hacer uso de la tecnología y la inteligencia existente para la prevención y acción del crimen organizado, cero impunidad y que el titular de la Fiscalía emane de una terna ciudadana y esta sea votada por los diputados del Congreso del Estado.

Postuló un Consejo Estatal de Seguridad con representatividad social, con la presencia de organismos empresariales, universidades y otras organizaciones sociales.

Planteó recuperar el Consejo Consultivo del Agua, revisar el contrato de concesión del servicio de agua potable y alcantarillado y de ser necesario cancelarlo, bajo la apuesta de que los poblanos tengan agua a buen precio: En torno al contrato, “revisarlo y si es necesario, cancelarlo, revertirlo”.

Reiteró que a mayor seguridad, mayor inversión y calidad del empleo, al apuntar que se debe cuidar la parte social, garantizar los apoyos mínimos para la población vulnerable, “porqué la gente no tiene ni para comer”.

Propuso la creación de un “fondo emprendedor” con recursos de hasta tres por ciento del presupuesto estatal (unos dos mil 600 millones de pesos) que sustituya a la figura del Instituto Nacional del Emprendedor, la formación de un Consejo de infraestructura y Desarrollo Urbano, que el aeropuerto sea de conexión al altiplano.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre