Una encuesta publicada este miércoles por Síntesis, auspiciada y elaborada por el Centro de Estudios Consultivos que encabeza Manuel Martínez revela tres cosas y derriba mitos:

  1. Que el candidato más conocido (94.8%) y que más intensa campaña hizo es Miguel Barbosa Huerta (así lo cree 62%), quien tiene una preferencia electoral de 42%, contra 19.8% de Enrique Cárdenas y 7.4% de Alberto Jiménez Merino.
  2. Que Morena tiene una simpatía de 34.5%, porcentaje menor a la preferencia electoral que ha conseguido Miguel Barbosa, con lo que se cae le idea de el exsenador ganará gracias al efecto AMLO. Es decir, Barbosa le suma a Morena, y no al revés.
  3. Que si bien Alberto Jiménez Merino alcanzó un nivel de conocimiento alto, de 61.4%, sólo 8 puntos menos que Cárdenas, su potencial de voto es apenas de 11.8%, el más bajo de los tres no sólo en términos relativos sino absolutos.

Es decir, los mitos de la campaña se derriban y se consolida la aspiración de los electores.

La encuesta fue aplicada bajo un muestreo aleatorio, polietápico y probabilístico con base en sus secciones electorales, tipo de voto de cada sección y la proporción de género y edad, con entrevistas “cara a cara” a ciudadanos que vivan en las cinco zonas del estado seleccionadas para levantar el estudio.

Es decir: está a prueba de balas y no me pueden acusar de que está “cuchareada”, porque además, el levantamiento hecho el 25 y 26 de mayo consideró mil 598 cuestionarios aplicados.

Como se lo cuento en la nota, una tercera forma de analizar la respuesta de los votantes es desincorporando los “indecisos”, es decir, asignando estadísticamente en las probabilidades esos votos que aparentemente dicen no saber por quién votarán, pero que en buena medida se trata de personas que no quieren revelar el partido por el que van a votar o incluso quienes no piensan ir a las urnas.

Entonces, en votación efectiva los resultados favorecen de nueva cuenta a Miguel Barbosa con una preferencia mínima de 57%, seguido de Enrique Cárdenas con 25.2% y Jiménez Merino, con 6.1%.

Esa gráfica es muy interesante porque representa la eliminación de los “indecisos” y fortalecen la idea de que el puntero no se mueve de la cúspide.

El estudio es, como todos, una foto del momento. El resultado en números bien podría ser una auténtica madrina.

Gracias y nos leemos el viernes.

Twitter: @erickbecerra1

Facebook: @erickbecerramx

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre