Ciudad de México.- Con el objetivo de abatir las carencias y rezagos que afectan a los pueblos y comunidades indígenas, la diputada federal del Partido Encuentro Social (PES), Nayeli Salvatori Bojalil, exhortó al Congreso de Puebla y al gobierno municipal de San Pedro Cholula, asigne un “área específica” para que artesanos y danzantes de la región puedan desarrollar sus actividades culturales sin ser desplazados

La legisladora poblana se manifestó por el establecimiento de políticas públicas que preserven la identidad nacional, regional y local, por lo cual solicitó se otorguen apoyos y estímulos al grupo “Calpulli” que tienen puestos semifijos en Cholula.

Explicó que la asociación civil “Calpulli” de San Pedro Cholula, está integrada por ciudadanos, autodefinidos como “Huitzilíhuitl”, pues están comprometidos con la conservación de los usos y costumbres locales, así como la concientización de los ciudadanos sobre su origen e historia, que gracias a herencia oral y estudios antropológicos de la sociedad prehispánica cholulteca realizan labores de rescate, tanto histórico como cultural de expresiones artísticas, a través de la danza, arte plumario, filigrana e impartición de conferencias y ceremonias religiosas.

Con esto se protegerá el valor cultural de las artesanías y danza de Cholula, conservando su tradición artística y, en la actualidad, evitando el ambulantaje de dichos artesanos y danzantes.

Estas acciones son importantes en el marco del reordenamiento urbano y protección de la zona arqueológica de Cholula, pues es indispensable promover tales expresiones artísticas, destinando una zona apropiada para que turistas y habitantes de la región acudan al encuentro cultural para el conocimiento y disfrute de la riqueza cholulteca”, destacó.

A través de un punto de acuerdo, publicado en la Gaceta Parlamentaria de la Comisión Permanente, exigió que el gobierno de San Pedro Cholula, como lo establece nuestra Carta Magna, apoye las actividades de la asociación civil “Calpulli”, misma que salvaguarda sobre todo la danza y la elaboración de artesanías conservando las tradiciones e identidad local.

La representante por el distrito 10, consideró que para abatir las carencias y rezagos que afectan a los pueblos y comunidades indígenas, las autoridades tienen la obligación de apoyar sus actividades productivas y el desarrollo sustentable mediante acciones que permitan alcanzar la suficiencia de sus ingresos económicos, la aplicación de estímulos para las inversiones públicas y privadas que propicien la creación de empleos, la incorporación de tecnologías para incrementar su propia capacidad productiva, así como para asegurar el acceso equitativo a los sistemas de abasto y comercialización.

Resaltó que el municipio de San Pedro Cholula es de gran importancia para fomentar la identidad y desarrollo cultural de Puebla, ya que su danza y artesanía provienen de la época prehispánica por lo cual, su preservación es fundamental para la identidad de la región. “Por ello, se requiere que el Municipio asigne un área específica para que los artesanos y danzantes lleven a cabo sus actividades”.

Cholula es considerada la ciudad viva más antigua de América -su fundación data del año 500 A.C.-, tiene con orgullo la pirámide más grande del mundo en su base, con casi 400 metros por lado. También es famosa por sus iglesias, cuenta la leyenda que tiene 365 iglesias, una para cada día del año. Se destaca por su turismo cultural, religioso y arqueológico. Aquí se llevan a cabo el tradicional concierto de campanas y el ritual a Quetzalcóatl, entre otros eventos atractivos.

Dentro de las artesanías que se elaboran dentro del municipio se pueden encontrar: Alfarería de barro rojo, artículos ornamentales, cerámica como vajillas, árboles de la vida, herrería, pirotecnia (toritos, cascadas, cohetes, castillos), vitrales emplomados, textiles de algodón, escultura y talla en madera.

Salvatori Bojalil insistió que en el marco de la búsqueda de la protección de estas manifestaciones tradicionales, urge gestionar la preservación y rescate de Cholula asignando un área específica a los participantes del grupo “Calpulli” que tienen puestos semifijos. Con ello, no solo se resguarda parte del patrimonio cultural y se brinda una alternativa de empleo basado en una actividad sustentable que promueve la identidad colectiva del pueblo cholulteca, sino que colabora al cuidado de sus recursos naturales; evitando problemas como aumento de basura y maltrato del patrimonio cultural, debido a la mala gestión del comercio de artesanías y expresiones artísticas, atendiendo el cuidado del entorno social y natural.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre