Tehuacán. Ante el creciente número de limpiaparabrisas que se ubican en diferentes cruceros de esta ciudad y que ha derivado en un problema de seguridad pública, la dirección de Grupos Vulnerables y la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) afinan un programa que permita retirarles de las calles y brindar el apoyo que requieren.

Gerardo Garci-Crespo, titular del área municipal referida, explicó que en el último censo realizado se detectaron 170 personas que se dedican a limpiar los parabrisas de los automóviles, de las cuales el 30 por ciento son menores de edad, por lo que se está pensando en capacitarlos para que se desenvuelvan en algún oficio o se les beque para que continúen sus estudios.

Hasta el momento, dijo que han sostenido tres reuniones tendientes a delinear la estrategia que contempla insertarlos en empresas o inscribirlos en escuelas de oficios para que aprendan carpintería, herrería, electricidad u otro, a fin de que puedan obtener un ingreso, sostenerse económicamente y satisfacer sus necesidades más apremiantes.

Reconoció que la labor de convencimiento no ha sido fácil, pues dichas personas no quieren dejar su actividad, misma que les reporta dividendos mayores a los que les ofrecen en un trabajo formal, con la ventaja de que no están sujetos a presiones, ni tampoco tienen que pagar impuestos.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre