Al grito de “no más fraudes electorales”, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aclaró que no había estado en Puebla por el proceso electoral extraordinario y para que no existiera injerencia del gobierno en la elección para gobernador.

Desde San Martín Texmelucan, donde entregó apoyos integrales directos, el mandatario federal sentenció que ya no se debe utilizar el dinero del presupuesto para favorecer a candidatos o partidos, “nada de traficar con la pobreza de la gente, nada de estar repartiendo despensas, frijol con gorgojo a cambio de votos”.

No más fraudes electorales, eso es también lo que significa la cuarta transformación”, dijo.

Incluso, en su discurso, felicitó al gobernador electo, Luis Miguel Barbosa Huerta, porque “en circunstancias difíciles” supo llevar el proceso electoral y se garantizó en Puebla la libertad a los ciudadanos.

Y no hubo conflicto electoral; es un ejemplo lo que sucedió aquí en Puebla”, acentuó.

El presiente recordó el “éxodo de la democracia” de 1990, cuando hizo una caminata de Tabasco a la Ciudad de México, donde pedía que se respetara el voto “porque nos hicieron un fraude electoral”.

Miren las vueltas que da la vida; ahora ya estamos aquí en San Martín pero para celebrar que ‘triunfó la democracia’ en México”, expuso López Obrador.

Dijo que ahora ya puede recorrer Puebla sin preocupación y en apoyo al pueblo.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre