Fue en el dormitorio “A” donde el cuerpo de Reinaldo Sánchez Galindo, fue encontrado sin vida la mañana del jueves. Con una rafia que rodeaba su cuello asegurada a un clavo en la pared, fue como sus compañeros internos reportaron lo ocurrido a los custodios.

Personal de guardia y custodia, junto con el médico del Cereso, revisaron al hombre de aproximadamente 60 años de edad, que purgaba una pena por secuestro, para darle parte a la Fiscalía General del Estado.

El hecho fue reportado como un suicidio sin embargo algunas de las circunstancias no coinciden con la dinámica que en estos casos se presentan, tales como el sentido al cual su cuerpo alcanzó la rigidez y marcas de sangre en el rostro.

De acuerdo a versiones periodísticas, el supuesto suicida recién había sido trasladado a el dormitorio “A” donde se encuentran recluidos varias personas con enfermedades.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre