Con los cambios a la ley, en el estado de Puebla la detención de menores que delinquen disminuyó y ahora llegan al DIF para recibir ayuda y después ser reintegrados a la sociedad, tras cometer delitos como robo a transeúnte o tiendas de autoservicio.

Entre enero y junio de este año el organismo recibió a 200 menores infractores de 13 a 17 años, reveló el director Arturo Hernández Davy.

Explicó que antes de los cambios al Sistema de Justicia Penal Acusatorio para Adolescentes, llegaban al Sistema Estatal DIF (SEDIF) un promedio de 30 personas al año, pero desde 2018 los casos aumentaron.

“El sistema de Justicia Penal para Adolescentes hoy marca que si un chico no comete un delito grave a criterio del juez entonces es remitido al SEDIF; antes eran 30 casos que se registraban, pero ahora son hasta 200″, declaró en entrevista.

Tan sólo en el último mes, comentó que ingresaron 16 adolescentes y entre ellos un joven centroamericano que pertenecía a la Mara Salvatrucha.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre