Tehuacán. Las infecciones de la garganta y faringe que se presentan con frecuencia o no son tratadas en forma adecuada y oportuna, pueden provocar fiebre reumática en niños y adolescentes y aun cuando pasen inadvertidas existe el riesgo de que sus secuelas se manifiesten entre los 20 y 40 años de edad, alertaron expertos  del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional “Manuel Ávila Camacho” del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Los especialistas comentaron que la cardiopatía reumática afecta principalmente a la mujer, en proporción de tres a uno y es más recurrente en comunidades pobres con problemas de hacinamiento.

En México esta enfermedad ocupa el segundo lugar a nivel mundial, debido a que los mexicanos somos muy susceptibles a la bacteria estreptococo beta hemolítico, causante de ese tipo de afecciones”, detallaron.

La fiebre reumática se desarrolla sobre todo entre los siete y los catorce años de edad. Sus síntomas son: dolor en articulaciones y al ingerir los alimentos, fiebre y amigdalitis o faringo-amigdalitis, aunque no todos desencadenan cardiopatía reumática, pues esto depende de cada paciente.

Además, puede que en forma tardía aparezcan fallas cardiacas, falta de aire al caminar, hinchazón de pies, demasiado cansancio o fatiga extrema durante el trabajo habitual y dificultad para respirar si duermen sin almohada y aún en reposo en casos avanzados.

La fiebre reumática genera un trastorno autoinmune donde el sistema inmunitario del organismo ataca a sus propios tejidos y obstruye las válvulas del corazón, lo que con el tiempo deriva en alteraciones en el funcionamiento de este órgano.

Por lo anterior, se insistió en que es importante que los niños con constantes afectaciones en la garganta o faringe reciban el  tratamiento médico necesario y en las dosis correctas, para así erradicar definitivamente ese mal.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre