Tehuacán. Considerando que últimamente se ha roto la estructura socioeconómica nacional, cuya columna vertebral era la actividad agropecuaria, el Centro Interdisciplinario de Investigación para el Desarrollo Integral Regional (CIIDIR) Unidad Oaxaca, propuso cuatro opciones tecnológicas que han probado un rendimiento sostenible en la conservación y fertilidad de suelos agrícola.

Especialistas en esa materia, explicaron que el uso de abonos verdes, barreras vivas, labranzas de conservación y cobertores de residuos, han dado resultados positivos en la región mixteca, donde se han experimentado y evaluado sus alcances.

Ante la crítica situación que vive el campo debido a la falta de apoyos económicos y factores climatológicos que han afectado la producción, es posible que con dichas tecnologías se contribuya al uso sostenible del recurso suelo en diferentes zonas con características similares de la entidad poblana.

Las especies para abono verde y de doble propósito con mayor potencial productivo en asociación con el maíz, fueron la soya y el frijol, ambas utilizadas tanto para la producción de materia seca como para la de semilla.

La labranza de conservación resulta en una mayor disponibilidad de agua para el cultivo y en una disminución de la erosión híbrida, no obstante, en monte muy grueso puede dificultar el trabajo.

La no quema de residuos posiblemente combinada con barreras vivas de especies con un buen crecimiento como la higuerilla (ricinos communis), el amaranto criollo (amaranthus sp), el maguey o el vetiver (vetiveria zizanioides), se perfilan como una alternativa viable para el uso de suelos bajo el sistema de roza-tumba-quema en latitudes menores de dos mil metros sobre el nivel del mar.

Para el establecimiento de barreras vivas se requiere de una barrera mecánica temporal, la cual puede implementarse con los troncos que quedan después de la quema.

La utilización de residuos de cosecha como cobertura contribuye a un mayor rendimiento de maíz al propiciar una mejor conservación de la humedad, siendo la disponibilidad de residuos limitada, pero se puede resolver con la siembra de cultivos de invierno bajo humedad residual y el uso de maleza. De esta forma, se obtendrá un rendimiento y conservación sostenible del suelo agrícola, finalizó la fuente.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre