Al menos tres menores de edad perdieron la vida este año por accidentes en el hogar que pudieron prevenirse, alertaron médicos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

En conferencia de prensa, Nicolás Manilla Lezama, director médico del Hospital de Traumatología y Ortopedia del IMSS, relató que los niños murieron después de ser atropellados al salir corriendo de sus viviendas en unidades habitacionales, donde los adultos no colocan rejas o cercos de seguridad para protegerlos.

Dio a conocer que las contusiones en cráneo, codo, rodilla y mano, aumentan hasta 15 por ciento durante vacaciones. Le siguen las quemaduras con líquidos o ácidos con 10 por ciento y en tercer lugar los accidentes vehiculares en carretera con 30 por ciento.

En vacaciones los menores está expuestos a accidentes si se quedan sin ningún tipo de vigilancia; llegan al hospital con quemaduras, fracturas o intoxicados, y también es común que al regresar de vacaciones sufran accidentes en carretera”, abundó.

Acompañado por personal de Comisión Federal de Electricidad (CFE), comentó que un porcentaje menor sufre heridas por descargas eléctricas, ya que no existe precaución en casa para desconectar o alejar de su alcance conexiones o aparatos de alto voltaje.

El 1 por ciento de los accidentes en el hogar se deben a descargas eléctricas porque los niños meten los dedos en los enchufes o juegan con apagadores o aparatos de alto voltaje”, comentó.

El médico comentó que son la cocina y el comedor los lugares donde más se accidentan los niños, mientras que el rango de edad es de 6 a 7 años.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre