Con diez años de trayectoria, Madame Récamier decidió hacer por primera vez un disco de covers, “No olvidar”, el cuarto en su vida y en el que disfrutó mucho hacer nuevos areglos sobre temas de artistas que admira. La cantante mexicana celebrará su primera década de carrera con un concierto en el Lunario del Auditorio Nacional el próximo 14 de septiembre.

“Distante instante” de Rockdrigo González con un video hecho en el Metro de la Ciudad de México es el último sencillo que ha promocionado de “No olvidar” y para el 26 de julio hará el lanzamiento de “De pies a cabeza”, originariamente cantada por Maná, adelantó en entrevista con este medio.

“Ha sido un experimento muy padre hacer un disco de versiones, jugar con los arreglos, interpretación. Más bien buscar otro camino dentro del trabajo, más que con mis canciones, usando la poesía de alguien más. Un camino distinto, pero he aprendido muchísimo”, agregó. “No olvidar”, reúne diez temas de Maná, Caifanes, El Tri y Rockdrigo González. Además presenta colaboraciones con Alex Lora y Alfonso André.

La exploración musical para Madame Récaimer no es nueva, pues en el anterior álbum, “Mi corazón”, recorrió desde el pop ochentero, hasta boleros, pasando por baladas pop, reggae y disco, “son líneas diferentes que he tomado y ‘No olvidar’ tiene una base sólida de instrumentación (dos guitarras eléctricas, un bajo, batería y una guitarra acústica), coro y de repente teclado, con un sonido muy vintage”, apuntó.

Madame Récaimer creció en un ambiente musical, comenzó a tocar guitarra a los 14 años y después estudió Ingeniería y Producción Musical. A los 21 años empezó a girar con Aleks Syntek a la par de dar inicio a su proyecto como solista con el disco “Chocolate” en 2009. Fue parte también de la primera generación de la beca María Grever (2020-2011). “ImaGina” en 2013 y “Mi corazón” en 2016, fueron sus siguientes álbumes.

“Ha estado muy loco, pase por momentos donde ya iba tirar la toalla, donde pensé que quizás no era lo suficientemente buena. Esos momentos de estrés y duda de uno mismo y luego los fui brincando. Han sido diez años de lucha, de encontrarme, de conocer gente, de trabajar en equipo, de aprender a aceptar la vida de un lado filosófico y de un lado profesional.

“Es una rueda que he ido empujando, una rueda que a ver cómo le hago, pero va saliendo y he conocido muchas cosas nuevas que me han hecho ser más humilde, fiel a mi trabajo y agradecida, más que nada. Y este disco, ‘No olvidar’, tiene ese sudor, ese trabajo. Además estos diez años fueron mi transición de los 20 a los 30”, así que hay mucho que celebrar en el próximo Lunario.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre