El seleccionado nacional Gustavo Ayón señaló estar emocionado por vivir una nueva aventura  en el baloncesto ahora con el Zenit de San Petersburgo, conjunto con el que se presentará esta próxima temporada para jugar en la Euro Liga.

“Me llamó la atención el proyecto que tenía en puerta, ellos hicieron un esfuerzo por contratarme, valoró muchísimo eso, es un equipo que tendrá su primer año en la Euroliga, el club está ilusionado y eso me ilusiona porque es un proyecto diferente a lo que es el Real Madrid, y comparto esa ilusión y reto porque siempre he buscado que me digan que no se puede para demostrar lo contrario”.

De visita por la Angelópolis y por Nayarit, al gozar de un par de meses de vacaciones, señaló que estará participando en  campamentos de verano con niños. En Puebla desde el día 5 empezó a trabajar con los pequeños del Euro Liceo, cuyo campamento culminará este 10 de agosto y donde detalló más allá de enseñarles jugadas, quiere transmitir valores y formar mejores ciudadanos.

“Se busca más el hacer feliz a un niño, y transmitirles lo que es poder llegar a ser un basquetbolista al máximo nivel, permanecer al máximo nivel todo lo que conlleva, contárselos y explicárselos pero lejos de ser basquetbolistas lo que más me interesa es que sean buenos ciudadanos y saquen cosas buenas y positivas”.

Para Ayón, quien hizo su carrera universitaria en la Upaep, destacó que Puebla es la cuna del baloncesto y regresar a Puebla le genera un sentimiento especial, “es emocionante, es mi cuna del basquetbol porque a partir de aquí despuntó mi talento, lo que yo traía genéticamente y estoy agradecido con esta ciudad, tengo a una institución a la que le debo muchísimo”.

En conferencia con medios de comunicación y antes de iniciar una firma de autógrafos en un centro comercial, el jugador ex NBA, manifestó que falta unidad y trabajo para mejorar el nivel del baloncesto nacional, “es muy difícil por tanto cambio, hay personas que no tienen idea de quienes son los máximos referentes y la persona que llega quiere hacer las cosas por su ley, el basquetbol necesita unidad, respeto y trabajo por los niños para poder tener una selección fuerte en los próximos años”.

En torno a la participación de la quinteta panamericana en Lima, destacó que fue una selección juvenil y se debe abrir puertas a estos talentos y que se genere este roce internacional.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre