El exombudsman nacional, Raúl Plascencia, dijo que sería una tontería que se aumentaran o aplicaran duras penas a quienes linchen a otras personas, porque mientras no se ejerza una verdadera acción de justicia por parte de las instituciones, ese tipo de hechos se seguirán cometiendo.

En entrevista, el experto en Derechos Humanos, indicó que, las autoridades deberían cumplir con la labor que les corresponde. Detener a los responsables de cualquier delito que se cometa.
 
“En lugar de estar pensando, proponiendo, en incrementar sanciones, deberían pensar en cómo mejorarla eficiencia de las instituciones”.
Añadió que los linchamientos son un reflejo de la desesperación social ante un clima de impunidad, ya que cuando las instituciones no cumplen con la labor que les corresponde de prevenir los delitos, de investigar los responsables, entonces surgen este tipo de muestras.
 
“Los actos de linchamientos son actos de desesperación social y sobre todo un claro reclamo extremo ante fallas de gobierno”, argumentó.
“Están obligados a cumplir con sus funciones porque, en caso contrario, suceden estos casos de linchamientos se verán reproduciéndose”, puntualizó.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre