Total transparencia y una elección limpia, así como nula intromisión del gobierno, es lo que se destaca del pasado proceso electoral, así corrigió el presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política Gabriel Biestro, al presidente del INE Joaquín Rubio Sánchez, quien aseguró que Puebla fue un estado donde se trató de ganar de manera ilícita.

En entrevista, el diputado local aseguró que las 327 denuncias presentadas no son un sinónimo de una elección con intromisión de las autoridades gubernamentales, sino al contrario, se deben de entender que ahora se contó con un proceso transparente y limpio.

Biestro Medinilla sentenció que anteriormente los gobiernos y las autoridades eran permisivas para realizar irregularidades en un proceso electoral.

Sin embargo ahora más que de los partidos, depende de las autoridades electorales tanto administrativas como jurisdiccionales no permitan este tipo de actitudes que permiten irregularidades.

No fue como lo plantea el consejero presidente,  fue mucho peor el de la vez pasada, la intromisión del Estado, la intromisión del gobierno, el uso de programas sociales, el uso de la estructura gubernamental con fines partidistas… fue una elección buena, se generaron quejas y salió las elecciones más claras y transparentes de la historia”.

Esto luego de que el INE diera a conocer que en total en Puebla se registraron un total de 327 quejas de parte de los partidos políticos, lo cual es consecuencia de la alta “litigiosidad” de la elección.

Esto fue declarado por el consejero presidente de la Junta Local del Instituto Nacional Electoral (INE) Joaquín Rubio Sánchez, quien informó que a diferencia del resto del país, la entidad poblana logró uno de los mayores número de casos.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre