La medalla de plata que obtuvo la karateca Victoria Cruz Romano en los Juegos Panamericanos de Lima, Perú tiene un valor único para la joven poblana y es que está dedicada a su abuelita Juana Gloria, que falleció mientras ella participaba en la justa internacional. Su familia decidió callar este hecho con la finalidad de que no perdiera la concentración en la disputa por las medallas. Al final, el equipo de kata logró una puntuación de 24.18 puntos para subir al pódium con la presea plateada.

El regreso a Puebla tuvo sinsabores para Cruz Romano, quien tuvo que enterarse de esta noticia cuando llegó de Lima y posteriormente participar en los funerales de su abuela, en entrevista con Síntesis, comprendió que la decisión tomada en su momento fue la mejor.

“La familia decidió no comentármelo hasta que regresé, ella lo hubiera querido así porque hubiera preferido que estuviera concentrada y disfrutando mi momento, estoy triste por su partida pero segura de que no le gustaría verme en el suelo, la quise muchísimo, la amé con todo mi corazón y voy a seguir trabajando duro para que siga orgullosa de mi”.

Victoria Cruz, logró consumar la presea de plata al hacer equipo con Cinthia de la Rue y Pamela Contreras, ellas fueron superadas en la final por las dominicanas María Dimitrova, Franchel Velázquez y Serena Rodríguez.

Conseguir esta presea no fue nada fácil, antes de viajar a Lima estuvo fuera de casa dos meses por los entrenamientos de tope, intensificó la preparación mental y física y estos son los resultados, “me alegra mucho haber compartido el tatami con unas personas que trabajan mucho por lo que quieren y que me hicieron disfrutar cada segundo allá arriba del escenario”.

Esta medalla fue el fruto de varios años de trabajo, y es que desde los 3 años, Victoria Cruz se adentró a esta disciplina guiada por sus padres Gloria Romano y Jorge Cruz quienes también practicaron el Karate y quienes le impulsaron a ella y a su hermana Nadia el amor por la disciplina y filosofía del arte marcial, el cual se ha convertido en un estilo de vida para ella, “es un estilo de vida, te enseña a disciplinarte a llegar temprano en los entrenamientos también a la escuela, te enseña a cuidarte a ti mismo, respetarte a ti, a quienes te rodean”.

Desde el 2011 debido a la precisión y fuerza de sus katas se ha ganado a pulso un lugar en selección nacional y el trabajo no se detiene para la joven poblana, quien además ha sido cobijada por el Club Alpha, quien le apoya en entrenamientos y preparación, tiene en puerta el Campeonato Panamericano Juvenil de Karate, el cual será en Ecuador a partir del 28 de agosto y donde aún espera dar una nueva sorpresa al estarse disputarse un lugar para el Mundial de la Especialidad, “dependiendo del resultado panamericano se puede tener el anhelo de un Mundial Juvenil”.

Sin embargo, los esfuerzos y entrenamientos se centran a largo plazo en unos Juegos Olímpicos, ella sabe que tiene un largo camino y por ello busca obtener una mejor posición “Si, aunque es algo difícil pero sería algo bonito, si lo he visualizado”.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre