Tehuacán. Los gobernadores de Puebla y Veracruz, Luis Miguel Barbosa Huerta y Cuitláhuac García Jiménez, respectivamente, encabezaron en esta ciudad la Mesa de Seguridad para la Construcción de la Paz, tendiente a establecer acciones en conjunto que permitan reducir el índice delictivo en las entidades circunvecinas.

El  encuentro tuvo como objetivo fortalecer los mecanismos que las autoridades estatales y municipales de los dos estados utilizarán para el combate a la delincuencia en la zona limítrofe, a fin de garantizar el bienestar y la tranquilidad de los ciudadanos.

La reunión estratégica se desarrolló en el Centro de Control, Comando, Comunicación y Cómputos (C5) de Tehuacán, en donde también estuvieron presentes integrantes de ambos gabinetes de seguridad, así como representantes del Ejército Mexicano y de la Guardia Nacional.

Anuncian operativos conjuntos en límites de Puebla y Veracruz

 

Tras encabezar la Reunión Estratégica de Seguridad Puebla-Veracruz, los gobernadores anunciaron que a partir del 1 de septiembre se implementarán operativos conjuntos en las zonas limítrofes para evitar que las bandas se muden de una entidad a otra para delinquir.

En rueda de prensa, precisaron que se intervendrá en 33 municipios poblanos y 36 veracruzanos, en donde el robo de vehículos asciende al 41 por ciento, las lesiones dolosas al 33 por ciento, el robo a transporte al 15 por ciento y los homicidios dolosos al 8.6 por ciento, entre los principales.

Asimismo, se informó que en buena parte de la franja limítrofe los grupos delincuenciales que se dedicaban al robo de combustible, ahora participan en asaltos, secuestros y otros delitos mayores.

Los ejecutivos refirieron que para las carreteras que conectan a los dos estados, se han dispuesto de 400 policías federales, número que podría variar en razón del operativo a realizar y los puntos específicos a intervenir para desmantelar a los generadores de violencia de alto impacto, que ya están identificados y que -han detectado- operan en los dos estados, pues van de un lado a otro.

Barbosa Huerta refirió que hay fondos ya destinados al rubro de seguridad pública que de manera permanente se mandan tanto a los estados como a los municipios, no obstante, seguirán gestionado para allegarse de más recursos y dar combate frontal al hampa.

No descartó ninguna forma de mejorar tanto las investigaciones, como la detención de los involucrados en algún ilícito, por lo que dijo que si es necesario entregará recompensas “porque es una manera de reaccionar del estado ante una situación de reclamo social”, pero deberá ser para casos concretos y sólo si se tienen los recursos necesarios y suficientes para ello.

“Queremos devolverle la paz a la sociedad poblana y queremos decirles que deben vivir sin miedo (…), para mí los temas de seguridad pública son temas de realidad, no de percepción como piensa la gente, y por eso estamos implementando todos los días las acciones pertinentes”, citó.

Cuestionado sobre la incertidumbre o reserva de algunos alcaldes de informar de lo que ocurre en sus municipios, el jefe del Ejecutivo estatal dijo que toda autoridad está obligada a dar parte a las autoridades competentes de los hechos que ocurran en su jurisdicción, a la par, afirmó que no conocía ningún caso de ediles amenazados por la delincuencia.

“A mí, ningún alcalde me ha dicho que ha sido amenazado, si me lo dijera, el gobierno del estado garantizaría su seguridad”, sostuvo al pedirles que tengan confianza en el gobierno estatal y ayuden a acabar con la impunidad, porque –dijo- en los pueblos o en las ciudades pequeñas la gente sabe quién es el que delinque pero por miedo se callan y no lo denuncia.

 

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre