En medio del proceso de renovación de las dirigencias de Morena, Luis Miguel Barbosa Huerta, gobernador de Puebla, negó división al interior de dicho partido por medio del cual llegó a Casa Puebla.

Entrevistado en la Ciudad de México, opinó que el sucesor de Yeidckol Polevnsky, debería ser electo a través de una encuesta y no por asambleas populares.

Sobre Puebla, dijo que esperará a conocer las determinaciones que tome su partido para emitir una opinión.

Barbosa ofrece arreglar “tiradero” de gobiernos panistas

La versión del mandatario se da luego de que en Puebla se emitió la convocatoria de Morena para renovar la dirigencia, a efectuarse el 10 de noviembre, por medio de un congreso estatal con el voto de congresistas y consejeros estatales que serán elegidos previamente.

“En Puebla estamos bien, en Morena no tenemos conflictos internos, vamos a ponernos de acuerdo en la dirección estatal de Morena”, enfatizó Barbosa.

Los nombres de Erick Cotoñeto, Mario Bracamontes, Eloísa Vivanco -madre de la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco-, y Saúl Papaqui, han sido mencionados para ocupar la dirigencia estatal de Morena.

Nacionalmente, la actual dirigente Yeidckol Polevnsky, la presidenta del Consejo Nacional del partido, Bertha Luján, y el suplente del senador, Ricardo Monreal, Alejandro Rojas Díaz, han manifestado su intención para disputar la dirección del CEN que también será en noviembre.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre