La exlíder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) Elba Esther Gordillo Morales estuvo en Puebla, pero no quiso hablar nada sobre la organización Redes Sociales Progresistas (RSP), que impulsa su yerno, José Fernando González Sánchez y que busca convertirse en partido político.  

La Maestra”, se atrincheró en el hotel Casona de los Sapos, en el Centro Histórico de la capital poblana, donde conversó con Juan Iván Peña Neder, coordinador nacional de RSP, y a los poblanos que se unieron al movimiento. También estuvo presente René Fujiwara Montelongo, su nieto. 

Sin embargo, se le preguntó si estaba detrás de la organización Redes Sociales Progresistas, a lo que comentó: “Qué amable eres, pero ya te dije, tu derecho a preguntar es correcto, pero el mío a guardar silencio también, espero lo comprendan”, contestó a los reporteros.  

La exdirigente del SNTE que, en mazo del 2013 fue detenida por presunto lavado de dinero, pero en agosto de 2018 fue absuelta de ese delito, solo se limitó a decir que a Puebla es un estado que ama entrañablemente por muchas razones.  

No obstante, la prensa le insistió para alguna declaración formal, pero acentuó “no tengo nada que declarar”. 

Pese a los vínculos que los relacionan, el comisionado de la RSP, Fernando González Sánchez, negó que Gordillo Morales sea su “líder moral” pues aseguró que solamente es cercana a ellos.   

En entrevista posterior a la 13.ª Asamblea para afiliar a poblanos a la organización que busca convertirse en partido político en 2020, delineó que no tienen líderes morales debido a que “se deben” a la gente. 

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre