La revisión a las obras del gobierno de Rafael Moreno Valle y Antonio Gali Fayad que ha iniciado la Comisión Inspectora del Congreso del Estado son parte de una persecución política y una estrategia para evadir la falta de obras y resultados en este primer mes de trabajo.

Así lo aseguró la dirigente estatal del Partido Acción Nacional (PAN) Genoveva Huerta Villegas quien agregó que lo que se tenga que investigar que se investigue, sin embargo no descartó que se trate de una cacería de brujas solo por ser un partido de oposición.

La panista defendió a los gobiernos panistas, al asegurar que tanto Rafael Moreno Valle como Antonio Gali Fayad gobernaron bien, sin embargo pidió que no se realice la investigación de manera mediática, sino por los medios legales.

Espero que sea por la vía correcta y no como le he dicho antes con juicios a priori o cacería de brujas, creo que sacan estas excusas por que no hay trabajo, fue un año perdido 2019 para Puebla… esperaría que no fuera una persecución política pero eso parece”.

Opinión con la que coincidió el ex dirigente estatal Rafael Micalco Méndez quien aseguró que a pesar de la revisión a fondo no se encontrarán irregularidades.

Pues solo se trata de una estrategia para desacreditar la imagen del PAN en Puebla con la clara intención de obtener una rentabilidad electoral de cara a la elección intermedia de 2021.

Micalco Méndez consideró que por el momento solamente son “especulaciones” las presuntas irregularidades por 33 mil millones de pesos correspondientes a 5 mil 299 obras que no fueron auditadas en el periodo 2011 a 2018.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre