Al subrayar que se debe tener cuidado en no generar impunidad, el rector de la Universidad Iberoamericana de Puebla, Mario Patrón Sánchez, señaló que reformar al Código Penal del Estado, el cual permite el indulto, es una oportunidad para “apalear” las injusticias que llegan a vivir las personas pobres, presos políticos o mujeres que abortan.

En entrevista, el directivo comentó que se vive en un estado con índices de pobreza y desigualdad y con un déficit del estado democrático de derecho en las instituciones, que el sistema por sí mismo genera injusticias.
 
“Hay gente que no debería de estar en la cárcel y está ahí; hay gente que está presa por ser pobre, por se monolingüe; entonces un instrumento normativo puede ayudar a procesar esas injusticias”, expuso.
No obstante, subrayó que como toda ley, se debe tener cuidado en no generar impunidad y que no se cuelen casos que podrían representar injusticias para las víctimas del delito.
El administrador central de la institución jesuita, indicó que en principio, la modificación legislativa en materia de indulto, es una buena medida, y las condiciones actuales del estado podría ayudar para paliar injusticias, “pero habría que cuidar sólo que no se colaran algunos casos de alto impacto o de delitos muy delicados para las víctimas”, sentenció.
La modificación legislativa en materia de indulto indica que el gobernador podrá concederlo a personas indígenas, mayores de 70 años, quienes padezcan una enfermedad terminal, que haya realizado acciones en beneficio de la comunidad, mujeres con penas menores de cinco años, por perspectiva de género o que estén presos por delitos de carácter político.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre