El reconocer la militancia a un partido político es más una desventaja que ventaja en la aspiración para ser el nuevo presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH).

Así lo señaló el presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política Gabriel Biestro Medinilla, quien reconoció que dentro de los requisitos de la convocatoria no se restringe a los aspirantes el pertenecer a un partido político, por lo que no se trata de un impedimento.

Sin embargo de manera personal, especificó que  no se trata de una ventaja para alguno de los interesados, pero la Junta de Gobierno y Coordinación Política analizarpa de manera imparcial a los 25 aspirantes a esta presidencia.

“Será un  perfil que deje satisfechos a todos los actores, a todas las partes, todos pueden participar pero hay situaciones que le dan ventaja o desventaja por lo mismo, tiene que ser un perfil que demuestre que hay imparcialidad, objetividad y sobre todo dependencia respecto al Poder Ejecutivo… en mi punto de vista considero, yo en lo personal, es desventaja, asía de Morena”.

Hay que recordar que uno de los aspirantes Luis Soriano reconoció abiertamente su militancia en Morena además de que fue ex funcionario público en el gobierno interino, lo cual dijo no se trata de un impedimento para realizar la labor como el nuevo Ombudsman.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre