Tehuacán. Sacerdotes alineados con la teología de la liberación, celebrarán el 50 aniversario del desaparecido Seminario Regional del Sureste (Seresur), del 14 al 16 de octubre, en el Seminario Diocesano, con una serie de actividades que incluyen una propuesta tendiente a seguir formando a los nuevos cuadros desde una filosofía que privilegie la opción preferencial por los pobres.

Anastasio Hidalgo Miramón, titular de la Parroquia de la Preciosa Sangre de Cristo, ubicada en la colonia Zaragoza, sostuvo que hay una crisis sacerdotal-religiosa, no sólo en ésta sino en todas las diócesis del país.

“Algo está sucediendo al interior de la iglesia, por eso el Papa Francisco (…) dice que lo que suceda a la amasonía le va a suceder a la iglesia católica, así como un almacigo, porque se van a ventilar muchos aspectos, (…) por ejemplo, se habla de mujeres que se pueden ordenar y de hombres casados que pueden ejercer el sacerdocio”, explicó.

Anuncian Preseminario Tehuacán 2019

Confió en que dicho asunto se aborde más abiertamente y se superen algunas situaciones de la dirigencia “o formamos sacerdotes para la institución y, por lo tanto, hay que estar apegados a las normas canónicas o formamos sacerdotes más sensibles, más humanos, más cercanos con la gente y sobre todo con la gente pobre”, remarcó.

Cabe mencionar que el Seresur se fundó en 1969, en consenso con varias diócesis, como una opción de formación dentro de lo que en ese momento era el Concilio Vaticano Segundo, teniendo entre sus fundadores a figuras como el primer obispo de Tehuacán, Rafael Ayala y Ayala y el obispo de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, Samuel Ruiz García, éste último adquirió fama internacional por fungir como intermediario en los diálogos de paz entre el gobierno federal y el denominado Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), ambos ya fallecidos.
El Seresure se sostuvo alrededor de 20 años y se cerró tras la llegada a la diócesis tehuacanera de Norberto Rivera Carrera.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre