El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta justificó la decisión del Poder Legislativo, de dejar fuera la aprobación del aborto y el matrimonio igualitario, para no “confrontar a la sociedad” y porque dijo que los legisladores aún pueden promover la acción de inconstitucionalidad para que la Suprema Corte se pronuncie al respecto.

Para el mandatario, estos temas se deben analizar por separado y no eran parte central del primer paquete de iniciativas que envió al Congreso local en materia de género, cuya finalidad es atender el asunto de la violencia contra la mujer.

Desde el municipio de Cuautlancingo, respondió que el hecho de que los legisladores de Morena, que son mayoría en el recinto legislativo, hayan declinado avalar el matrimonio entre personas del mismo sexo, no significa que en Puebla sectores progresistas estén imposibilitados para inconformarse y que finalmente se reconozca.

Respalda Barbosa Huerta a Lupita Daniel, habrá hospital para Cuautlancingo

“Yo como legislador fui defensor e impulsor de estos temas, pero hoy soy gobernador y no voy a confrontar a la sociedad. Dejo una llave que es la acción de inconstitucionalidad, que cuando lo promuevan van a ganar. Yo soy legislador bueno y no payaso”, manifestó en entrevista.

De esta forma, Barbosa argumentó su decisión de no incluir el tema abiertamente para no generar división entre la sociedad poblana, a pesar de que él personalmente está a favor de reconocer este derecho de la comunidad LGBT.

“Mi mujer y yo somos aperturistas, respetamos todos los credos, posturas y preferencias sexuales”, expresó al recalcar que pudo no haber siquiera mencionado el tema, pero lo hizo para dar pie a su futura legislación.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre